Los Tulipanes Rojos: Símbolo Perfecto By Dr. De Leon


“Un tulipán no se esfuerza para impresionar a nadie. No batalla para ser diferente de una rosa. No tiene que hacerlo pues es diferente. En el jardín hay lugar para ambos…por lo tanto solo esmerence en ser sí mismos, en hacerlo no podrán evitar brillar.” Marianne Williamson

Al celebrar nuevamente el mes del Parkinson al nivel nacional y mundial, quiero reconocer a todos aquellos que viven y luchan con la enfermedad diariamente. Se estima que habremos aproximadamente 1.5 millones de habitantes en nuestra nación que enfrentan cara cara esta condición neurodegenerativa la cual a veces nos pudiera robar las fuerzas, los movimientos precisos, el balance, el sentido del olfato y hasta la memoria pero nunca el espíritu indomable que existe en de cada uno de nosotros. He sido testigo por más de 3 décadas del valor y el coraje incansable de aquellos que viven y luchan contra esta enfermedad. A medida que transcurren los años estoy más sorprendida del poder de ‘poner buena cara al mal tiempo’ y decir ‘si puedo’ cuando  apenas tenemos voz para hablar. Los eventos para levantar conciencia que se llevan acabo durente el mes de abril, como en el cual tuve el honor de participar este fin de semana en Tampa donde se presentaron más de mil personas para decirle al párkinson no estamos solos y juntos venceremos son aun mas formidables. Por eso creo que no hay mejor símbolo que el TULIPAN ROJO que nos represente como comunidad. Pues primeramente el color rojo de la flor demuestra nuestra pasión por la vida, sacrificio, esfuerzo, amor, devoción, esperanza, y fe. Y por  segundo, porque el tulipán al igual que nosotros aunque parecemos frágiles no lo somos. Al contrario el ‘tulipán del párkinson’ está más bello con sus ondas blancas alrededor de sus pétalos a causa de un virus, pero al igual que nosotros el hecho de tener o ser tocados por una enfermedad no lo hace menos hermoso ni valioso sino todo lo contrario. Su esplendor es mucho más grande a causa de la imperfección.

Ese espíritu que no se rinde y se enfrenta la adversidad  cara a cara haciendo que los tragos amargos que son como limones agrios puedan aun ser usados por otros en pasteles o en tarta de limón el cual se puede compartir con los demás para festejar lo hermoso de la vida. Por eso hoy celebro, aplaudo y elevo como ejemplo estas flores preciosas que sirven como símbolo para recordarnos lo frágil y fuerte a la vez que somos aquellos que vivimos con la enfermedad.  Por tanto no dejemos de luchar y expresarnos siendo ejemplo para otros que también luchan y se sienten no tener ánimo para emprender una nueva jornada.

Recuerden que dentro de nosotros se encuentra la semilla para ser un gran tulipán aunque  en este momento no aprecien su distinción. Nosotros al igual no podemos ser algo más de lo que somos a causa de la semilla que llevamos dentro. Somos en esencia unos preciosos tulipanes. No neguemos entonces nuestra existencia ni nuestra aportación a la belleza de este mundo aun cuando sea efímera y delicada porque de lo contrario viviríamos una vida amarga y pasajera.

@copyright2019

all rights reserved by Maria De LeonMD

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s